Barrick Pueblo Viejo

Remediación ambiental en Pueblo Viejo

Remediación ambiental en Pueblo Viejo

Antes de la llegada de Barrick, la mina de Pueblo Viejo estuvo cerrada por al menos 12 años.

Una gran cantidad de residuos tóxicos permanecieron en el área durante ese período.

Es en el 2006 cuando la empresa adquiere los derechos de explotación por parte de Placer Dome, y con ella hereda el pasivo ambiental histórico.

En dicho año, Barrick Pueblo Viejo actúa como agente del Estado, y pone en marcha un plan para remover residuos de la antigua planta.

Tras la puesta en marcha del plan de manejo ambiental se puede decir que la historia es ahora muy diferente.

La empresa removió y recuperó 180,000 metros cúbicos de suelos contaminados, y hasta la fecha más de 200 hectáreas han sido revegetadas y 127.22 hectáreas han sido plantadas. Se obtuvo, además, mejorar la calidad de las aguas de ríos que habían sido afectados por más de 20 años y eliminando casi en su totalidad ese color rojo que antes los caracterizaba. Un ejemplo de ello es el Río Margajita, que desemboca en la presa de Hatillo. En menos de dos años de operaciones Barrick Pueblo Viejo logró mejorar la calidad del agua del Río, incluyendo en los procesos de la mina, un sistema de recolección del agua de lluvia que caía en las piedras de sulfuro oxidadas, y se iba directo al río sin ningún tratamiento previo. Además, se construyó una planta de tratamiento de agua, que es lo que garantiza que este recurso llegue al medio ambiente en cumplimiento de todas las normas nacionales.

Este 2015 la empresa cumple tres años de realizar los primeros monitoreos medioambientales participativos del país. Sigue siendo la única, pero con la esperanza de que poco a poco más personas puedan unirse a la iniciativa con el fin de garantizar la preservación de los recursos naturales, sobre todo conocer sobre su calidad.

La mina de Pueblo Viejo se prepara, con poco menos de tres años de operación, a optar por la certificación bajo la norma internacional ISO 14001, lo que confirmará la forma en la que opera, con altos estándares de seguridad y cuidado del medio ambiente. Lo que se traduce en minería sostenible, garantizando al país y al mundo progreso económico y desarrollo social. Siempre respetando y valorando los recursos naturales y medio ambientales.