Medio Ambiente

La sostenibilidad en Barrick Pueblo Viejo se define, entre otros aspectos, con la gestión responsable de los recursos naturales. Entre las buenas prácticas de la empresa se destacan la conservación de la fauna y la flora y el manejo adecuado de los recursos como el suelo y el agua.

Medio Ambiente

Por esa razón entre las buenas prácticas de la empresa se destacan la conservación de la fauna y la flora y el manejo adecuado de los recursos como el suelo y el agua.

En marzo de 2008 se inicia un proceso de remediación ambiental para eliminar el pasivo ambiental o contaminación preexistente. El Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales otorgó una licencia ambiental para iniciar el plan de manejo ambiental que permitiría lograr dicho objetivo.
Barrick Pueblo Viejo y el Estado dominicano acordaron formular conjuntamente el plan de la administración ambiental de las áreas cercanas a la mina (correspondiente al Estado), para el cual la empresa tiene disponible un aporte voluntario para su viabilidad. El plan incluía la recuperación de suelos contaminados y revegetación, para mejorar la calidad de las aguas de ríos afectados por más de 20 años y normalizar su PH.
Hasta la fecha 214.36 hectáreas (2,143,600 Metros cuadrados) han sido revegetadas y 535,900 plantas forestales han sido sembradas.

Pasivo ambiental
Pueblo Viejo está localizado entre los municipios de Cotuí y Maimón. Guarda en su geología yacimientos grandes cantidades de oro y plata, que a través de la historia de la República Dominicana ha generado riqueza y recursos para el desarrollo de la región.
En esta zona, ubicada a 100 kilómetros de Santo Domingo, operan las instalaciones de Barrick Pueblo Viejo, una mina que surge en el mismo lugar donde hace más de 12 años se cerró la antigua operación, la cual no contaba con la tecnología adecuada y por ende dejó gran cantidad de residuos tóxicos en el área.
En 2006, Barrick adquiere los derechos de explotación de la mina, y se compromete a remediar el pasivo ambiental, o contaminación preexistente, como parte de su política de responsabilidad con el medio ambiente, algo fundamental en sus operaciones.
La mina fue explotada anteriormente con una gran limitación financiera, lo cual justificó la utilización de tecnologías poco apropiadas para extraer los metales. Esto ocasionó que se dejaran expuestos los sulfuros, los que al entrar en contacto con el agua de lluvia, provocan la contaminación de la tierra y los mantos acuíferos.
Otros pasivos ambientales que quedaron en el área fueron los suelos contaminados por metales e hidrocarburos, y la acumulación de residuos peligrosos dentro de las infraestructuras y edificios.
Sin embargo, la historia de hoy es muy diferente. Barrick contrató a empresas internacionales para limpiar los residuos antiguos antes de iniciar la construcción de la actual planta y mantiene políticas y normas de manejo adecuado de los residuos contaminados recolectados en el área de la mina antes de la construcción.
Antes de la construcción de la planta, para realizar la eliminación de los residuos dejados de la anterior operación, Barrick Pueblo Viejo contrató y capacitó a más de unos 100 ingenieros, técnicos y personal de apoyo de las comunidades cercanas, en los procedimientos de respuesta a emergencias y en manejo de residuos peligrosos.
Como parte de sus procesos la empresa cuenta con una planta de tratamiento de agua con la que ya se ha logrado una mejoría de ríos de la zona, que por décadas estuvieron afectados por las lluvias que entraban en contacto con piedras de alto contenido mineral, produciendo aguas ácidas que fueron a parar a sus cauces. No es sino hasta el inicio de las operaciones de Barrick Pueblo Viejo que se empieza la recolección de esas aguas ácidas para ser usadas en el procesamiento del mineral en la planta, para al final ser tratadas y luego liberadas al medio ambiente, no sin antes asegurarse de que cumplan las normas nacionales. Esto ha producido un notable cambio en los afluentes de la zona, pues luego de tantos años, estos han comenzado a recibir aguas en mejores condiciones que las que existían de forma natural en el entorno.

Estándares medio ambientales
Barrick está certificada en Norte y Sudamérica bajo la norma ISO 14001, la más estricta del manejo ambiental, la cual se aplica también en la mina de Pueblo Viejo, con altos estándares de seguridad y cuidado del medio ambiente. Lo que se traduce en minería sostenible, garantizando al país y al mundo progreso económico y desarrollo social. Siempre respetando y valorando los recursos naturales y medio ambientales.

Aportes al medio ambiente
Como parte de los programas de conservación del medio ambiente, en Barrick Pueblo Viejo se contemplan procedimientos enfocados al estudio y rescate de la fauna, compensación de la biodiversidad, identificando y cuantificando especies nativas y endémicas, determinando su estado de conservación, además de controlar las especies invasoras. También se han tomado medidas dentro de la mina para evitar el levantamiento de polvo. Estas acciones son monitoreadas de manera continua por el equipo de Medio Ambiente.

Monitoreos junto a las comunidades
Por medio de los monitoreos ambientales participativos, los primeros realizados en el país, ciudadanos de las comunidades de la provincia Sánchez Ramírez tienen acceso a mecanismos de estudios de alta tecnología para medir los niveles de calidad del agua, aire y suelos.
Esta es una actividad que se realiza periódicamente y son invitadas todas las comunidades vecinas a Pueblo Viejo, líderes comunitarios, representantes de todas las organizaciones e instituciones de la zona, ambientalistas, docentes, autoridades municipales, asociaciones de las distintas localidades, pescadores y ganaderos.
Miembros de las comunidades verifican la calidad del medio ambiente, lo que les permite medir el impacto positivo que tienen las operaciones de Pueblo Viejo y los controles que aplica para la preservación del medio ambiente y la remediación del pasivo ambiental hallado en el área circundante de la mina.
Este programa es una iniciativa de la empresa de convocatoria abierta en la que participan de manera voluntaria miembros de las comunidades. De esta manera Barrick Pueblo Viejo puede ofrecer resultados transparentes y comprobables de los procesos de remediación, así como tener actualizado el registro del estado medioambiental de las comunidades cercanas a la mina.
Hasta ahora se han realizado 10 jornadas de monitoreos ambientales junto a más de 300 personas que han participado de alrededor de 26 comunidades en la provincia Sánchez Ramírez.